La Voix du Nord – 24/08/15

    • 24 agosto 2015
    La voix Du Nord

    Bondues : Toulet, cuando el billar se convierte en el último elemento de diseño de la casa

    POR AGATHE VILLEMAGNE – FOTOS PATRICK JAMES

    Objetivo puesto en estas empresas, nacidas en el último siglo, que participan todavía hoy en la dinámica económica de la región. Crecieron, evolucionaron, a veces respetando las tradiciones, a veces adaptándose a la evolución tecnológica. Los Billares Toulet son una de ellas

    « Ahora, ¿quién quiere un billar marrón con un fieltro verde? », lanza Marc-Alain Deledalle, director general en el ostentoso showroom de la fábrica.  Marco rojo o dorado de piel de cocodrilo, fieltro rosa o azul chillón con bolas surtidas, LEDs parpadeantes, acabado en piel de vaca… Aquí, ningún billar se parece a otro : « Y eso es lo que buscamos hecho a medida, a los excesos desmedidos de los clientes. »Desde la adquisición de la empresa por la familia Toulet, en 2008, el joven emprendedor trabaja para modernizar, con su esposa especialista en diseño de interiores, « un objeto que se había vuelto anticuado y relegado al desván ».

    BlackLight, ¡Eureka total !

    « La decoración ha ganado mucha importancia, toda nuestra actividad se centra en el diseño », señala el director. Todo, excepto los billares de competición que deben tener un buen fieltro verd, azul o gris. Pero hoy en día, el mercado de los particulares juega un papel importante en la facturación de la empresa, casi el 90%. Fue la llegada en 2010 de BlackLight, pensado durante un año con estudiantes del Instituto Superior de Diseño de Valenciennes, lo que marca el giro Toulet: « Sin patas, sin madera, decididamente moderno: ¡eureka total! Las ventas se dispararon, se vende uno cada semana. »

    Rediseñando el billar,Toulet le ofrece un lugar en la sala de estar: Convertible en mesa de comedor, seduce a las familias europeas y se vuelve totalmente excéntrico en el mercado mundial (50% de las ventas):  diamantes, zafiros, máquina de discos, pedrería, Bluetooth, a los qataríes, dubaitíes y americanos les encanta y hacen las peticiones más  locas a los preciosmás extravagantes. Uno de los últimos pedidos, por ejemplo: un billar en una estructura de Mini, diseñado a medida por la módica suma de € 35.000.

    Toque francés

    Para provocar y dominar el mercado internacional, el director lo sabe, el toque francés es un activo.« Deslocalizar, es perder la libertad, producimos lo máximo, menos ciertos productos específicos tales como fieltros, hechos en Bélgica, o pizarra, que viene de Italia. » Al lado del showroom, el taller, un aserradero clásico a simple vista, pero donde las máquinas de corte 5D se codean con experimentados carpinteros. “ Si la mitad de los trabajadores se fuera, yo estaría muy mal porque se transmiten la técnica entre ellos. ” Aquí se corta la madera y se sueldan las estructuras metálicas, ponemos la pizarra que permite  dar efecto a las bolas, ponemos el anti-óxido, la laca y luego empaquetamos el kit de billares en grandes cajas de madera antes del embarque.

    La última buena idea del fabricante: lanzar, con el futbolista Mathieu Debuchy, una marca de  futbolines de diseño y moderno. “ Un superventas “, sonríe el empresario.